¡ME ENCONTRÉ UN PERRO O GATO! ¿QUÉ HAGO?

 

¿QUÉ HACER SI TE ENCUENTRAS A UN PERRO O GATO SIN HOGAR?

“Todos podemos ayudar a uno, eso hace la diferencia”

Antes que nada respira y ten en cuenta que tanto los asilos como la gente que rescata animales por la grave problemática de abandono y maltrato que existe están saturados.

Paso 1.
Buscar la forma de sacarlo del sitio en donde se encuentra

Paso 2.
Llévalo a atención veterinaria y si su condición lo permite, vacúnalo y agenda su cita para la esterilización. No olvides preguntar los datos generales como: posible edad, talla y temperamento.

Paso 3.
Si no tienes un espacio en tu hogar o tiempo por que trabajas, estudias, sales todo el día, tienes familia, un gato, dos perros o un pez, te sugerimos buscar una pensión. Antes de pensar en llevarlo con un rescatista o darlo a un refugio, recuerda que los rescatistas tienen ya bajo su cuidado a muchos animales, pocos recursos y muchas actividades de su vida cotidiana como trabajo, escuela y familia.

Paso 4.

Tómale fotos donde salga muy guapa/guapo y realiza un cartel sencillo con sus datos generales, un poco de su historia y tus datos de contacto. Publícalo en tus redes sociales y pégalo en parques, plazas comerciales o zonas en donde no sea  tan evidente el abandono animal.

Paso 5.

NO lo entregues a la primera persona que te lo pida. No entregues nunca animales a menores de edad. No hagas entregas en puntos intermedios. Recuerda que la intención es darle una nueva oportunidad  de vida. Por lo que es indispensable:

  • Tener un formato de adopción (si no lo tienes puedes solicitarlo a agrupaciones de defensa animal) para que lo envíes a los candidatos y puedas verificar sus datos.
  • Una vez que te regresen el formato, acompañado de copia de un comprobante de domicilio del mismo mes y credencial de elector, llama y realiza una entrevista telefónica en la que debes preguntar si están dispuestos a una visita domiciliaria, de preferencia que estén presentes los miembros que habitan ese hogar, incluyendo, si se cuenta, a trabajadoras o trabajadores del hogar, para conocer el espacio en donde vivirá el perro/gato y constatar que todos están de acuerdo.
  • Si pasa lo anterior, agenda una cita para la entrega (de igual forma en el domicilio), previa firma de un contrato de adopción temporal (si no cuentas con uno, acércate a alguna agrupación de defensa animal y solicítalo). En esa entrega debes tomar fotos y dejar que pase la primer semana de prueba (es importante que tú te responsabilices hasta el final, si no se adapta, te lo tendrán que regresar para buscar otra oportunidad).
  • Pasada la semana de prueba de adopción se firma el contrato y de ahí en adelante te mantendrán informado por la vía que decidas (fb, mail, twitter o  Instagram y visitas) de su nueva vida.

 

¿Se te hace mucho o complicado?
Piensa que en tus manos tienes el cambio de destino de otro ser y estos pasos son los mínimos necesarios para que no vuelvan a caer en manos de maltratadores y personas irresponsables, Sí, lleva su tiempo, pero vale la pena cambiar un destino.

 

Recuerda que los animales en situación de calle son responsabilidad de todos y todos podemos ayudar a disminuir el sufrimiento de seres inocentes si cada uno se hace responsable de un animal.

“Si lo ves ¡te toca!”

No Comments

Leave a Comment